Lectura: Modelos de Iglesia y acción pastoral 

Macarena Navarro 

1.      A lo largo de su historia, la Iglesia ha utilizado muchos “símbolos” y “figuras” (llamadas así por el Concilio Vaticano II) que revelan su naturaleza como “pueblo de Dios”, “sacramento de salvación” y “comunidad de creyentes”. 

2.      En la acción pastoral modelo es un proyecto operativo o plan concreto de actuación que relaciona dinámicamente todas las tareas que intervienen en el proceso de la praxis.

3.      A partir de la desigualdad de la Iglesia y la sociedad, surge otro modelo de Iglesia enriquecida pastoralmente en su acción por la contribución de los movimientos de renovación, con una espiritualidad cristocéntrica y una pretensión comunitaria.  Este modelo surge luego del Vaticano II, con las nacientes comunidades de base.

4.      El Vaticano II describe a los sacramentos como signos que: suponen, alimentan, robustecen y expresan la fe.

5.      Las comunidades eclesiales que han nacido en América, son de un modelo pastoral comunitario, e intentan basarse  en la Eclesiología de la comunión- koinonía, no en la eclesiología de la Iglesia.


  

Lectura: Modelos de acción pastoral

Albertina Quezada  

Los modelos de acción pastoral de la Iglesia son quienes programan y ordenan todas sus actividades pastorales.  Estos son cuatro:

  

1.      El modelo tradicional, hace referencia a la parte espiritual del hombre.  Es realizada por los sacerdotes y recibida por los laicos, quienes entienden la acción catequética como sacramental.

2.      El modelo comunitario, hace referencia a la edificación de la Iglesia desde pequeña comunidad a comunión de comunidades.  Lo central es la participación de todos sus miembros.

3.      El modelo evangelizador, hace referencia a la acción evangelizadora dela Iglesia.  Centrada en la iniciación cristiana seria, la Iglesia se preocupa de un cambio estructural social.  Es la presencia pública de la Iglesia.
 

4.      El modelo liberador, hace referencia a la preocupación por la situación social destinada a la evangelización y su transformación para que el anuncio de la salvación resulte eficaz.  Se centra en la catequesis como medio de acción.

  Lectura:La Comunidad Cristiana 

Catalina Gutiérrez

1.      Inmediatamente después del Concilio Vaticano II, surge la idea de renovar todas las bases laicales y populares.  Así nace el fenómeno comunitario cristiano.  Nacen las comunidades de base en todas partes.

2.      Las comunidades de base nacen en América, hacia el 1960, y surgen para evangelizar a los pobres, reorientar la vida sacramental, asumir la educación de la fe y potenciar el compromiso liberador.  

3.      Las comunidades de base son grupos de cristianos en la esfera familiar, se reúnen para la oración, la lectura de las Sagradas Escrituras y para compartir problemas humanos.

4.      Es necesario que existan comunidades eclesiales fuera de las parroquias.

5.      Los creyentes iniciados en la fe se deben preocupar de educar en la fe a todo creyente, así nacerán mejores creyentes y la calidad de los grupos cristianos será mejor.

Lectura: Comunión eclesial

 María Fernanda Ortega

“La Iglesia es misterio de comunión; de los hombres con Dios y de los hombres entre sí.  La comunión eclesial es sinónimo de  un vínculo, entre el hombre y Dios” (LG 1, 4,8).

 1.      La reducción sacramental: a través de las constituciones sobre la liturgia y sobre al Iglesia, el Vaticano II dio un nuevo sentido a la comunión eucarística, una renovada lectura de la tradición y una nueva sensibilidad con los problemas de la sociedad.   

2.      Cuando la eucaristía es entendida con las mismas claves que se interpreta
la Iglesia, se le denomina reduccionismo eclesial

3.      La Iglesia es comunión, está al servicio del mundo y principalmente apunta hacia los pobres. 

4.      En definitiva, en la teología de comunión eclesial se da que Dios está en la comunión, la cual es con Cristo y se da en la Iglesia.  La Iglesia se entiende hoy, en relación al misterio de Dios: Es pueblo  de Dios en comunión sacramental de la fe, al servicio de la comunión entre los seres humanos. La comunión cristina es comunión de fe, sacramental, de bienes, intereclesial y jerárquica.